Se necesita un valor.Formato no válido.
 
 
  Aly Bain & Phil Cunningham  
Aly Bain & Phil Cunningham
Escocia
 
         
   
             
   
"Otro whisky por favor”

Apenas faltan unos minutos para salir a escena y Phil se encuentra repatingado frente al espejo del camerino. Aly se sirve otro J&B con hielo para matar el calor, y ambos se frotan las manos en el pantalón para limpiarse el sudor. Así no se puede tocar - señala Aly- mientras calientan dedos estirándolos una y otra vez. En Escocia no hace este calor; allí la temperatura de hoy es de 13º - añade Phil-. Llega el manager con un ventilador y Aly da su aprobación. Mientras les hago unas cuantas preguntas, grabadora en mano, Aly tira el tubo de whisky al intentar cargarlo con un par de hielos más. El líquido se derrama bajo el grifo, pero no pasa nada, se sirve otro.

En el escenario les espera una mesita baja con cinco o seis botellas de agua, y un ventilador. A la izquierda de la mesita se sienta Aly con sus dos violines, y a la derecha Phil, con el acordeón. Se sucederán gigas, reels, strathspeys, valses y marchas de gaitas, aderezados con el humor de la pareja. Entre una y otra interpretación, aprovechan para refrescarse. Phil bebe de su vaso y explica al público: Mis padres me dijeron que no bebiera agua, los peces hacen el amor en ella.

Una sesión entrañable, íntima, en la que regalaron hermosas melodías que enternecieron a la sala entera, interpretadas con las notas largas del violín, el acordeón y un piano acompañante (grabado). Hubo también muchas danzas, en las que brillaron unos solos veloces y excitantes. Palmas, gritos y silbidos festejaron las hazañas con fervor.

A eso de las dos de mañana, paseando por la Gran Vía de Madrid, alguien me silba, y me giro. Phil y Aly, sentados en una terraza, bebiendo un par de whiskies, me invitan a sentarme con ellos. Aunque aparentemente agotados por el calor, se los ve llenos de alegría, no dejan de bromear. Le pregunto a Aly ¿Cuándo vais a volver? Con los ojos enrojecidos y rostro serio, me mira y dice: Nunca.

Se reúnen cada tanto para dar vida a un nuevo disco, y con éste, hacen cuatro. Se titula “Spring the summer long” (Resistencia 03), y está repleto de historias y anécdotas curiosas. Mientras tanto, graban con otras bandas, o en solitario. En el currículum de ambos, se puede leer parte de la historia de la música tradicional escocesa. Son, sin duda, una referencia ineludible.

Llamándose el primer disco “La perla”, el segundo “El rubí”y el tercero “Otra gema”, nos esperábamos un “Zafiro”.

Phil- El primer disco, “The Pearl” (94) estaba dedicado a mi padre y a mi madre por el treinta aniversario de su boda. “The Ruby” (97) fue por el cuarenta aniversario. Después mi padre murió, y como no iba a haber más aniversarios de boda, decidimos cerrar la trilogía con “Another Gem” (00) y cambiar completamente de título.

Se ha convertido en costumbre grabar un disco cada tres años.

P- Deberíamos hacerlo cada año, pero estamos muy ocupados y nos resulta complicado meternos en estudio. Confiamos en volver a grabar nuevamente en año y medio.

Aly- Pronto sacaremos un disco recopilatorio con un par de temas nuevos, y luego habrá nueva entrega en año y medio, si puede ser.

Buena época para presentar el disco, en primavera.

P- Sí (ríe). El disco se titula así: “Primavera, el verano largo”, porque en Escocia no hay verano. Es una primavera muy larga que abarca julio, agosto, septiembre. Tenemos la primavera, y seguido viene el otoño.

¿Dónde se realizó la fotografía de la portada? (Aparecen en sentados en una playa, bajo una sombrilla)

Aly- En una playa de la costa oeste, a veinte millas por encima de Inverness.

¿Un bonito lugar para visitar en primavera?

P- Tengo en casa muchas fotos de mis abuelos, mis padres, de cuando íbamos a la playa en verano en los años sesenta. En todas, aparecen con el abrigo puesto. Y es que en vacaciones, todo el mundo va la playa, haga frío o calor. Para mí ha sido un recuerdo de aquella época.

A pesar de una larga carrera como músicos, continuáis haciendo una música muy sencilla y directa.

A- Nos juntamos precisamente por eso. Habíamos tocado en bandas, pero lo que queríamos hacer realmente era esto; algo que, además, nadie más hacía. Y despertó un gran interés en la gente

P - Siempre que tocamos en Escocia se agotan las localidades, porque somos el único grupo que hace este tipo de música. Hay bandas haciendo cosas muy complicadas; y nosotros esta música sencilla, y está claro que a la gente le gusta mucho.

¿A quién se debe la conservación de la música tradicional escocesa?

P- Todo el mundo es, en parte, responsable y mantiene vivo el espíritu de la música tradicional. Incluso quienes la mezclan con el Tecno; puede que así, los oyentes se interesen por la raíz. También los que escuchan música tradicional, y se lo transmiten a sus hijos. Todos.

A- Hay mucha gente tocando en bandas, pero muy poquita tocando sola. Nosotros, aunque ahora tocamos en pareja, hemos tocado mucho tiempo solos. Pero incluso ahora, se puede distinguir perfectamente el violín y el acordeón. Quizás esto motive a la gente joven a hacer cosas solos, a no refugiarse en una banda, porque en una banda hay una batería, un bajo, que hacen que no haya esa posibilidad de escuchar con claridad los instrumentos y distinguir todas las melodías.

Resulta más íntimo.

P- Si una melodía tiene la suficiente fuerza, no es necesaria una banda. Se vale por sí misma.

A- Además, es muy difícil mantener una banda. La gente cambia de una a otra, y no duran mucho tiempo. Nosotros hemos desarrollado una forma de tocar que parece simple, porque es fruto de muchos años de trabajo; pero no ha sido nada sencillo.

Las bandas militares de gaitas han dejado un buen repertorio.

P- Quizás, más que las bandas de gaitas, nos han influido más los buenos gaiteros. Me gustan mucho las bandas de gaitas. He trabajado y compuesto gran cantidad de piezas para ellas; pero han sido algunos gaiteros los que nos han dejado un legado muy importante. Se trata, al fin y al cabo, de música tradicional tocada por un solo individuo, por una gaita.

¿Sois aficionados al rugby?

P- Sí, de hecho fui el capitán del equipo del colegio.

A- A mí me gusta el fútbol. Pero no me gusta el Real Madrid, ganó al Manchester. (Se desternilla de risa)

¿No hay mucho contraste entre la fiereza del rugby, y la composición tan tierna que le habéis dedicado?

P- Le dedicamos este tema a Bill McLaren, un comentarista muy famoso de rugby, que es “la voz del rugby”en Escocia. Es una melodía tierna, porque en ese momento estaba triste, Bill se retiraba del trabajo. Fue una gran pérdida, es la voz del rugby que nos ha acompañado toda la vida.

A- Phil escribe sobre muchas cosas cotidianas de la vida, como un comentarista de rugby. Eso es lo que ha sido siempre la música Folk.

¿Cuál es vuestra música preferida para bailar?

P- No bailo, pero si tuviese que bailar sería la música de las Highlands escocesas.

A- Steve Wonder. (se muere de risa)

¿Alguna vez habéis utilizado una de vuestras románticas melodías para seducir a una dama?

P- No intencionadamente. Algunas veces se acercan las mujeres, y también hombres, para decirnos: ¡Oh, qué bellas melodías! Yo creo que a las mujeres les suele gustar más las melodías más lentas, más sensibles. Nos han escrito diciendo cosas como:Tu música aparece en mis sueños.

Tanto que os han solicitado para la televisión escocesa ¿No habéis pensado en realizar un programa juntos?

P- Hemos hecho muchos programas juntos. Todos los años, por año nuevo, hacemos un programa muy importante en televisión en el que tocamos juntos.

¿Cómo lleváis el calor de la primavera en España?

A- Es muy duro para tocar, produce mucho cansancio.

P- Nunca habíamos visto el sol antes (ríe), es una gran bola amarilla. (Siluetea en el aire una esfera con las manos hacia arriba)

A- (riéndose) Me hace apreciar el flamenco, con este calor podría bailarlo.

Entrevista de: Patricio Otero

     
• País
  Escocia
• Nombre oficial
  Escocia pertenece al Reino Unido de Gran Bretaña
• Capital
Glasgow
• Continente
  Europa
• Idioma
  Inglés
• Moneda
  Libra esterlina
• Religión
  Anglicana
• Gentilicio
  Escocés
• Gobierno actual
  Reina Isabel II
  Primer Ministro Gordon Brown