Se necesita un valor.Formato no válido.
 
 
 
   
 
29.7.2005
Presentación en Pirineos Sur de Ismaël Lo y Couscous Party
Calidez y efectos sobre el escenario
Ismaël Lo desplegó su mágica voz en el Auditorio de Lanuza y conquistó los sentidos de los espectadores ahí congregados. Los sonidos africanos unidos a la cálida y sedosa voz del senegalés, a su maestría a la hora de tocar la armónica y la guitarra y a su entrañable simpatía lograron atrapar los corazones de los espectadores, y hasta los de la lluvia y de los abundantes relámpagos que se conjugaban con los efectos de iluminación del espectáculo. La banda zaragozana de afrobeat Couscous Party sorprendió también con su gran calidad y llamativos efectos escénicos
 
   
         
   
             
   

Ismaël Lo desplegó su mágica voz en el Auditorio de Lanuza y conquistó los sentidos de los espectadores ahí congregados. Los sonidos africanos unidos a la cálida y sedosa voz del senegalés, a su maestría a la hora de tocar la armónica y la guitarra y a su entrañable simpatía lograron atrapar los corazones de los espectadores, y hasta los de la lluvia y de los abundantes relámpagos que se conjugaban con los efectos de iluminación del espectáculo.

El músico senegalés no desafió a la tormenta, sencillamente, con la amabilidad que lo caracteriza, la acogió, la recibió y la invitó a sumarse como protagonista y espectadora al delicioso espectáculo que origina su música. Mil doscientas personas tuvieron el privilegio de ser testigos de este irrepetible espectáculo en el que naturaleza y música interactuaron de un modo tan apasionado la primera, y tan dulce la segunda. El artista brilló como una estrella de esas que no había anoche en el cielo del Auditorio, y su brillo fue haciéndose más intenso y más emocionado conforme avanzaba el concierto.

Con un español atrevido, simpático y perfectamente comprensible, Lo se comunicó con su público, porque eran suyos de verdad todos los espectadores que allí había. Se mojaron y soportaron todas las inclemencias del tiempo, y en esa tesitura corearon con afán Jammu África, el tema que el cantante presentó como un himno por la paz, por la paz en África y por la paz en el mundo. Ismaël Lo se quedó solo en el escenario para interpretar su canción más sentida: Tajabone. Su guitarra, su armónica y su voz en un lado; en el otro, el silencio, el arrobo y la entrega de los espectadores. Como testigo, la tormenta. Sin duda un momento irrepetible que pasa a formar parte de lo más íntimo y emocionado del festival Pirineos Sur.

El concierto de Ismaël Lo fue precedido por el de la banda zaragozana Couscous Party, adscrita a la fusión de ingredientes electrónicos y ritmos africanos, con el latido del afrobeat y la herencia del gran Fela Kuti, sin olvidar las enseñanzas del afrofunk de Manu Dibango, las sonoridades magrebíes o los ejercicios de electro-soukous. Integrada por algunos componentes de Los Especialistas, la banda utiliza tecnología digital y programaciones, ordenadores y samplers, pero sin renunciar a los sonidos orgánicos de una banda de formato clásico, de músicos tocando sus instrumentos.

Couscous Party ofreció un concierto de gran calidad musical y con efectos escénicos que sorprendieron gratamente al público. La banda ya actuó y encandiló a los espectadores de Pirineos Sur el año pasado, en el polideportivo de Sallent. En esta ocasión, en el escenario principal del Festival ha vuelto a transmitir una excelente imagen, más pulida y perfeccionada.

Informe del Gabinete de Prensa del Festival

 
http://www.pirineos-sur.com/
 
     
• País
  España
• Nombre oficial
  Reino de España
• Capital
Madrid
• Continente
  Europa
• Idioma
  Español, catalán, gallego, euskera
• Moneda
  Euro
• Religión
  Católica romana
• Gentilicio
  Español
• Gobierno actual
  Rey Juan Carlos I
  Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero