Se necesita un valor.Formato no válido.
 
 
 
   
 
28.6.2005
Más de 150 músicos firmaron un manifiesto a favor del folk
La identidad de nuestros pueblos
Bajo la premisa de que las músicas de raíz folclórica constituyen una seña de identidad elemental para nuestros pueblos y un elemento decisivo para preservar la diversidad cultural frente a aquellos países que conciben la cultura como un mero elemento para el intercambio comercial, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España elaboró un Manifiesto a Favor de la Música de Raíz que su director en la zona Noroeste, Javier Vidal, dio a conocer ayer en la ciudad de Oviedo.
 
   
         
   
             
   

Bajo la premisa de que las músicas de raíz folclórica constituyen una seña de identidad elemental para nuestros pueblos y un elemento decisivo para preservar la diversidad cultural frente a aquellos países que conciben la cultura como un mero elemento para el intercambio comercial, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España elaboró un Manifiesto a Favor de la Música de Raíz que su director en la zona Noroeste, Javier Vidal, dio a conocer ayer en la ciudad de Oviedo.

Esta iniciativa cuenta con un importante número de adhesiones entre músicos folclóricos e instituciones culturales, una lista con más de un centenar de nombres que también se dio a conocer durante este acto (Luis Delgado, Berrogüetto, Xuacu Amieva, Carlos Núñez, Luar Na Lubre, Xabi San Sebastián y José Ángel Hevia, entre otros).

Javier Vidal, director de SGAE en Asturias, destacó en la oportunidad la importancia de la música tradicional, que en 2004 abarcó el 27 por ciento de la programación cultural en la mitad norte peninsular (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Castilla y León y La Rioja) y fue el segundo género más habitual.

El texto del Manifiesto a favor de la música de raíz es el siguiente:

Las músicas de raíz –queden aquí englobadas definiciones como “tradicional”, o “folk” y todas las adscripciones estilísticas y geográficas- necesitan de todo nuestro respeto y nuestro cariño. Es imprescindible reconocer, primero, el trabajo del autor en la transmisión y/o renovación de nuestra música autóctona y, después, darle su justo salario para garantizarnos todos la continuidad de nuestra herencia cultural. Partiendo de estas premisas fundamentales, los abajo firmantes deseamos exponer los siguientes planteamientos:

1). Reivindicamos la música folk y tradicional en cualquiera de sus variantes como seña de identidad de nuestras Comunidades y de nuestro hecho cultural ante el mundo. La música de raíz encarna como ningún otro género la diversidad cultural propuesta y defendida por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la Coalición para la Diversidad Cultural en la UNESCO. Nuestro repertorio, reconocido por etnógrafos, musicólogos y otros estudiosos, necesita ser preservado con urgencia de la globalización colonizadora del pensamiento único.

2). La música de raíz llega a la gente porque nace de la gente. Algunos de los eventos más multitudinarios que tienen lugar en la agenda cultural española cada año están protagonizados, total o parcialmente, por espectáculos de naturaleza folclórica o autóctona. Según el Anuario SGAE de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales, la programación cultural de la mitad norte peninsular -Galicia, Asturias, Cantabria, Euskadi, Navarra, Castilla y León y La Rioja- contempla una importante presencia de la música de raíz, situándose como segundo género más habitual, sólo por detrás del pop, y llegando en algunos casos a una incidencia del 27%. Debemos valorar este estilo, pues, como un factor generador de riqueza y considerar nuestro repertorio como un bien patrimonial de primera magnitud.

3). La música de raíz supone la renovación de nuestro acervo musical. A veces, aquella raíz original sirve acaso como chispa para la creación de algo novedoso; en otras ocasiones, canciones con siglos de historia son interpretadas y reinventadas por artistas actuales. En este último caso, queremos reivindicar la figura del arreglista, que con su esfuerzo recupera nuestro cancionero tradicional y lo adapta al contexto contemporáneo. El trabajo creativo del arreglista queda fuera de duda, contribuye a que las melodías sigan transmitiéndose de generación en generación y, en justicia, merece el reconocimiento y la recompensa de su derecho de autor.

4). La SGAE gestiona los derechos de cientos de socios en el ámbito de las músicas de raíz. Que estos autores basemos, en mayor o menor medida, nuestros repertorios en la herencia musical de nuestros antepasados no significa que no se deba respetar y valorar nuestra contribución creativa al género.

Reivindicamos, pues, la dignificación del autor de músicas de raíz en su condición dual como artesano de melodías inspiradas en la tradición o bien como arqueólogo y restaurador de nuestro patrimonio musical. La comunicación de nuestro hecho diferencial es determinante para distinguirnos como pueblos singulares frente a esa globalización agresiva y mercantil que unifica los discursos.

Defender el repertorio de nuestros ancestros es también pelear por nuestra herencia. Es por esto que solicitamos la implicación de todos los actores culturales y de las instituciones públicas (locales, autonómicas y estatales) por el respeto hacia el autor folk. Necesitamos que se valore nuestro trabajo y se respete nuestra obra; que no se nos niegue el derecho sobre nuestro repertorio en conciertos y festivales. Y todo ello por el bien de nuestra cultura propia, que, finalmente, es la huella que nos distingue en el espacio y en el tiempo.

 
http://www.sgae.es/
 
     
• País
  España
• Nombre oficial
  Reino de España
• Capital
Madrid
• Continente
  Europa
• Idioma
  Español, catalán, gallego, euskera
• Moneda
  Euro
• Religión
  Católica romana
• Gentilicio
  Español
• Gobierno actual
  Rey Juan Carlos I
  Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero