Se necesita un valor.Formato no válido.
 
 
  Gino Sitson  
Gino Sitson
Camerún
 
         
   
             
   

Ya desde “Ngoyak”, la canción que abre el álbum, Gino Sitson deja en claro que lo suyo es la virtuosidad. Desde los primeros acordes, el camerunés hace uso de sus cualidades vocales llevándolas al extremo de la delicadeza, la prolijidad y el encanto, como un artesano de la voz que utiliza sus cuerdas vocales para crear un abanico de ritmos y melodías en las que no descarta el jazz, el blues y el delicado sonido de su pueblo.

En la búsqueda de algunas referencias, no estaría de más decir que Gino Sitson tiene algo de Bobby McFerrin y de su compatriota Richard Bona, tanto en lo vocal como en lo musical respectivamente. Pero el músico no solo se queda allí. Él es un contador de historias…las de su pueblo. De hecho, la traducción al español del nombre del disco (“Song Zin’, en lengua medumba) sería algo como “Te lo voy a contar” (“I'm gonna tell you”) y en cada una de sus piezas hay sentimiento y nostalgia por su patria y por su gente.

Nacido en el oeste camerunés, Sitson se mudó a París cuando todavía no había superado la mayoría de edad. Allí estudió etnomusicología antes de embarcarse en una carrera artística profesional. Con diploma bajo el brazo y algunos sucesos en el país galo, el camerunés llegó en 2001 a Nueva York, ciudad desde donde ha compuesto algunas bandas de sonido y participado en muestras colectivas de música y poesía.

Luego del sorprendente debut en “Vocal Delira”, Sitson incorpora en “Song Zin’” una mayor presencia instrumental aportada por algunos destacados músicos, tan interesantes como su conductor. Diecieseis piezas musicales conforman este trabajo, todos ellos compuestos y arreglados por Sitson. Cada uno con una historia diferente, con una temática particular, con un sonido distinto, con sabor especial. Todos con un denominador común: la virtuosidad de su creador.

Jorge Maldonado

      Song Zin’